Scabiola atropurpurea L. – Escobilla morisca.

Scabiola atropurpurea L.
Scabiola atropurpurea L. – Mayo 2015.

Durante el mes de diciembre, aún podemos contemplar, una de las floraciones más bellas en el monte Hacho de Álora. Se trata de la inflorescencia de la ‘escobilla morisca’ – Scabiola atropurpurea L. 

Su nombre genérico ‘Scabiola’ procede del latin scabies, que significa sarna (mención a sus propiedades curativas de esta enfermedad). Y ‘atropurpurea’ que procede de ater, que significa negro y purpureus (que alude al color de la floración).

Scabiola atropurpurea L.
Scabiola atropurpurea L. – Mayo 2013.

Puede encontrarse en herbazales nitrificados en los linderos de los caminos. También se desarrolla en terrenos pedregosos y secos. En algunos lugares se cultiva como planta ornamental para jardines y casas de campo. Está presente en toda la región mediterránea y Canarias.

Es una planta anual (bienal ó perenne, según la región), con tallos de hasta 100 cm, erectos, simples, y generalmente se abren en dos. Presenta dos tipos de hojas opuestas: basales (largamente pecioladas, simples y dentadas) y caulinares (pinnadas con segmentos simples ó aserrados).

Scabiola atropurpurea L. -  Mayo 2015
Scabiola atropurpurea L. – Mayo 2015

Cuando nos encontremos con esta planta en el monte, os invito a que os acerquéis lo suficiente, para observar con detenimiento su inflorescencia. Debido a que su ‘flor’ – tal como la describen los botánicos – es una capítulo formado por diminutas flores rosadas o de un violeta pálido formando una única estructura – mayores las exteriores que las centrales. Estos capitulos son solitarios, hemisféricos y protegidos por brácteas lanceoladas.

En la época victoriana era motivo frecuente en broches que las viudas portaban para simbolizar la pérdida, por ello en el Reino Unido se la conoce como “la flor de la viuda”. Se sabe del uso tradicional de las hojas y las flores, siendo la principal la de curar la sarna. Se la considera detersiva, es decir, útil para limpiar, purgar las heridas. Se trata de una vulneraria (remedio que cura las llagas y las heridas); también se la considera aperitiva (que abre el apetito), así como expectorante, sudorífica y útil para combatir las fiebres. Se ha venido empleando en infusión ó cocimiento. Fría y colada, se toma a tazas. También se le conoce el uso aplicado en forma de lociones ó compresas.

Fuentes:

Flora VascularWaste IdealAdene Linea Verde Málaga 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s